Sexo & Amor

Tips para aumentar la lubricación vaginal

La resequedad vaginal es la consulta ginecológica más frecuente relacionada con la actividad sexual, la cual puede ocurrir por varios motivos: disminución hormonal, el método de planificación que la mujer esté usando o por alguna infección o vaginitis.

Por Sandra Real

-

Muchas mujeres, en algún momento de su vida, han experimentado las molestias producidas por la sequedad vaginal. Al vivirse en silencio, por el tabú que supone aún hablar lo relacionado a nuestros genitales, se suele esperar demasiado para buscar soluciones y esto puede tener desagradables consecuencias para nuestra salud sexual y emocional.

Sus principales síntomas van desde la irritación, escozor, e incluso ardor, hasta mal olor. Esto, aparte de la incomodidad y el dolor que puede llegar a suponer en nuestro día a día, puede afectar a las relaciones sexuales, provocando penetraciones dolorosas, disfunción conocida como dispareunia, llegando a disminuir el deseo sexual, al no producirse encuentros genitales placenteros. Además, puede afectar el estado anímico, a la autoestima de la mujer, y su acompañante, si lo tuviera.

(Te puede interesar: Mejores ejercicios para incrementar tu resistencia sexual)

¿QUÉ LE SUCEDE A MI VAGINA?

La sequedad íntima suele estar vinculada al estrógeno, hormona que mantiene los niveles de los flujos naturales y conserva el recubrimiento de la vagina hidratado. "Debido a factores como el embarazo, la lactancia, la menopausia o el estrés, los niveles de estrógeno pueden disminuir y modificar el equilibrio natural", afirma el ginecólogo Rodolfo Andrés Martínez, de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Sin embargo, existen otras causas no relacionadas con razones hormonales como la realización frecuente de duchas vaginales o el uso de ropa interior inadecuada, en cuanto a su composición, que modifique el equilibrio natural de tu flora íntima. Igual ocurre con el uso incorrecto de productos para la higiene íntima, como jabones, detergentes o lociones, o un exceso de higiene.

(Sigue leyendo: Beneficios de tener sexo a diario)

¿CÓMO PUEDO SOLUCIONARLO?

1. Respeta tus tiempos. Para lograr que todo fluya tienes que escuchar tu cuerpo y el de tu pareja. Juega y disfruta con el resto del cuerpo y la vulva, antes de que entre en juego la vagina. Estar muy lubricada es la clave. No vayas directa a la penetración, salvo que desees y notes, y te asegures, de que tu cuerpo, o el suyo, están preparados para poder disfrutarlo.

2. Tratamiento con estrógenos. Cuando su producción no es suficiente, como sucede habitualmente con las mujeres en menopausia o perimenopausia, la terapia con estrógenos complementa los niveles hormonales naturales. Un estrógeno tópico, crema, anillo o cápsula vaginal suele ser suficiente. Si aparecen sofocos o sudores nocturnos, se podrían recetar hormonas sistémicas, como pastillas o parches. 

3. Hidratantes vaginales. Son un buen remedio para el alivio inmediato gracias a su base de agua que imita la humedad natural de la vagina. Es importante no confundir estos productos con los lubricantes habituales, de uso puntual, que no son hidratantes, salvo que se especifiquen como tal. El Mucus y los productos de lavado vulvar, no vaginal, que respeten su pH natural, como los que incluyen en su fórmula ácido láctico o aceite de árbol de té, bacterioestático, ideal si apareciese mal olor, pueden contribuir a la mejoría.

(Además: Razones para no salir con un hombre que acaba de salir de una relación)

4. Remedios naturales. Según los especialistas, existen también otros suplementos de hierbas beneficiosas. Las isoflavonas o fitoestrógenos, como los que se encuentran en el hinojo, el ginseng, las semillas de lino y muchos productos de soja, tienen un efecto similar al del estrógeno en el cuerpo, aunque más débil.

5. La actividad sexual y la estimulación vaginal regular ayudan a tonificar los tejidos vaginales. Las bolas chinas o los ejercicios de Kegel también son una buena opción. Fortalecen el suelo pélvico y mejoran el flujo de sangre a los tejidos vaginales, aumentando así la lubricación y humedad de la vagina.

Más noticias

Relaciones sexuales dolorosas: estas podrían ser las causas

¿Cómo empoderarte después de un engaño en la relación? 7 claves que amarás

¿Ver pornografía es bueno para las mujeres?

En esta nota

  • Sexualidad
  • Sexo
  • sequedad vaginal
  • lubricación vaginal

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Sexo & Amor