Sexo & Amor

Gimnasia vaginal: para lograr orgasmos más poderosos

La vagina es un músculo, por ello debemos tonificarla, ejercitarla y mantenerla en forma. Existen varias alternativas como el uso de  vibradores, aparatos de alta tecnología, terapias y rutinas espirituales para mejorar nuestra vida sexual. Así es la gimnasia vaginal.

Por Sandra Real

-

De la misma manera en que ejercitamos y tonificamos las piernas, los brazos, la cola y el abdomen, debemos ejercitar nuestros músculos pélvicos. ¿La razón? Además de ayudarnos a tener una buena salud e higiene, puede proporcionarnos un enorme placer durante las relaciones sexuales.

Según la doctora Elsy Vargas, experta en terapias sexuales, debe existir un equilibrio los ejercicios físicos y los mentales que hagamos para mantener el placer y la salud sexual en su máximo nivel. “Siempre les recomiendo a las mujeres que gocen, que no pongan barreras y que exista un verdadero vínculo entre ellas y sus parejas para que la confianza les permita soltarse”.

Sintoniza tu vagina

1. ¿Problemas de lubricación? Siéntate frente al espejo y lentamente cómete un paleta de limón, naranja o mandarina para que se activen la papilas gustativas, debes disfrutar su sabor, su textura, su olor, pasar tu lengua por ella mientras te observas. El cuerpo actúa por asociación y relaciona la lubricación bucal con la vaginal (Repite este ejercicio tres veces a la semana).

2. Dale personalidad a tu vagina: Piensa en las tres características tuyas que más te gusten e imagina que así es tu vagina. Entonces di por ejemplo ‘mi vagina es atractiva, inteligente y sensual’. (Debes hacerlo dos o tres veces por semana en un ambiente cálido y agradable).

3. Respira: Acuéstate y flexiona un poco tu piernas, al inhalar levanta un poco la pelvis y repite para ti la frase ‘yo gozo’, al exhalar, baja y di ‘yo me entrego al placer’. (Debes hacerlo todos los días durante 10 minutos en absoluta calma). Existe la opción de que lo hagas en pareja: En ese caso, él debe poner su mano derecha sobre tu monte de Venus y la izquierda sobre tu corazón y mientras  tu repites mentalmente las frases aprendidas, él dirá para sí ‘yo te amo’, ‘yo te respeto’, ‘confía en mí’.

‘Pesas’ íntimas

Existen muchas alternativas para ayudarte a que tu rutina sea efectiva. Una es usar bolas chinas y los masajeadores. “Las Lunas (bolas chinas) son equivalentes a las pesas en el gimnasio, efectivas para las mujeres que han dado a luz y que describen una pérdida de placer durante las relaciones sexuales. Pero no solo para ellas, en general las mujeres que quieren elevar su nivel de satisfacción en sus encuentros sexuales encuentran excelentes resultados”, explican voceros de la marca  Lujuria.

Y aseguran que “conocer su cuerpo y cómo reacciona ante los estímulos es tarea de cada mujer, nadie más puede saber lo que le gusta, además es la única manera de  ser una mujer integral”.

Pon en forma tu vagina

Desde hace un tiempo para acá se habla de ejercicios Kegel porque se dice que traen múltiples beneficios como intensificación del orgasmo, control eyaculatorio, control de las contracciones orgásmicas (profundizándolas), evitan la incontinencia y la caída del suelo pélvico. La marca Intimina creó los ejercitadotes Laselle que vienen en diferentes pesos para fortalecer tu musculatura pélvica y ofrecer beneficios para el bienestar general. ¿Y la rutina?

Contrae tus músculos y mantén la contracción durante 2 a 10 segundos mientras respiras profundamente, suelta y descansa unos segundos y vuelve a comenzar

(Para un entrenamiento eficaz, haz 3 series de ejercicios por semana)

Lo más importante es elegir el peso correcto para ti. Tienes tres opciones: 28 g (para mujeres con baja resistencia)  38 g (para mujeres con suelo pélvico débil y para principiantes), 48 g (para quienes han practicado ejercicios Kegel).

Localiza tus músculos del suelo pélvico (elige una posición cómoda). Introduce un dedo lubricado aproximadamente 2 cm. dentro de tu vagina y apóyalo en las partes internas mientras aprietas y elevas tu ano, uretra y vagina para sentir la contracción de los músculos pélvicos.

Ahora puedes empezar con el ejercitador: Al principio debes medir tu capacidad, lo recomendable es mantener cada contracción durante seis segundos y descansar mínimo dos segundos. Para las rutinas más avanzadas, deberías ser capaz de mantener las contracciones durante 10 segundos.

En esta nota

  • Sexo
  • Fortalece tu vagina
  • Ejercicios de kegel
  • Vagina en forma

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Sexo & Amor