Edward Norton: debería haber una conversación profunda sobre las armas