Clara Bahamón y su vida en technicolor