Moda & Belleza

¿En qué consiste la depilación egipcia? Una mujer de ese país explica

La obsesión por una piel libre de vello llega hasta tal extremo.

Por Redacción Alo

-

'Halaua' o 'sweet', cuya traducción del árabe y del inglés es "dulce", son los nombres con los que se conoce en esta parte del mundo a la depilación con caramelo, la hermana oriental de la cera, cuya receta empleada en la época faraónica ha llegado hasta los tiempos modernos en forma de una mezcla de agua, azúcar o miel y limón.

En el fuego, hay que calentar medio vaso de líquido por uno de azúcar además del jugo de una pieza de fruta, aconseja Nura, una esteticista egipcia que ofrece sus servicios a domicilio.

Pero, ojo, "no hay que añadir mucha agua, porque si se pone demasiada el caramelo puede quemarse cuando se calienta", advierte la joven, para quien el limón es fundamental porque "da más brillo a la piel".

De hecho, pese a que en las farmacias del mundo árabe venden la preparación ya lista para usar, ella prefiere elaborarla en casa para añadir más limón y porque el caramelo que se comercializa contiene un cierto porcentaje de cera.

"Lo que se vende en las farmacias no se pega fuerte en la piel por la cera, mientras que el caramelo casero sí que lo hace", explica Nura.

Hasta la raíz

Una de las características de este tipo de depilación es que arranca los pelos más largos de raíz, mientras que es menos eficaz con los más cortos.

Nura todavía recuerda la primera vez que se depiló con 'halaua' cuando era adolescente, "fue fantástico y mi piel tenía una suavidad que nunca había imaginado".

Estas primeras experiencias fueron las que la atrajeron al trabajo de esteticista y ahora se dedica a embellecer a egipcias y extranjeras que viven en Egipto, a las que ha conseguido convencer de las bondades del caramelo.

“Cuando tenía doce años me enamoré del trabajo de una profesional que hacía el ‘sweet’ por las casas. La cosa más bonita de la mujer es su higiene íntima y quien entra en este trabajo debe amarlo”, rememora Nura, mientras habla entusiasmada de su oficio.

Un paseo por las calles de El Cairo u otra ciudad árabe revela para la mirada occidental un mundo de mujeres veladas, bien con “hiyab” (velo que solo tapa el cabello) o con “niqab” (velo que cubre la cara), que se esfuerzan por ocultar cada ápice de su cuerpo en nombre de la religión.

Sin embargo, que las apariencias no engañen, ya que la coquetería no está reñida con sus convicciones religiosas y queda para debajo de su vestimenta, donde esconden pieles perfectamente depiladas, fruto de un culto al cuerpo femenino que se remonta a la época faraónica.

Para la subdirectora del centro de belleza cairota “Jacques Moreno”, Sharihan Redan, la “halaua” es algo muy importante en la vida de las mujeres.

“Es algo esencial para ser femeninas, a mí me gusta estar guapa cuando tengo intimidad con mi marido y sé que él prefiere que mi piel esté suave”, asegura Redan, que muestra sus antebrazos perfectamente depilados con caramelo.

Depilarlo todo

La obsesión por una piel libre de vello llega hasta tal extremo de que muchas egipcias se depilan los brazos y las manos, y a veces miran con extrañeza las extremidades de las extranjeras que no lo hacen.

En su exclusivo centro de belleza en el barrio acomodado de Zamalek, Redan ofrece tanto la cera como la 'halaua', aunque hay diferencia de precios: Mientras la primera cuesta 90 libras egipcias (unos 30 mil pesos) para piernas enteras, la segunda vale 40 libras (unos 12 mil).

Para esta experta, el precio no es la única ventaja del caramelo porque, “aunque es más doloroso, quita los pelos de raíz y dura más tiempo, hasta cuarenta días”.

Mientras Redan habla, una de las esteticistas de este centro, Yasmin, muestra cómo preparan el caramelo. Ellas lo compran en farmacia, así que tan solo tienen que calentarlo unos minutos en el microondas o en el fuego de una cocina para poder utilizarlo.

A diferencia de la cera, que se coloca en tiras que luego no vuelven a utilizarse, con una misma tableta de caramelo derretido se pueden hacer las piernas y los brazos.

Yasmin coge la tableta caliente y tras manipularla con las manos para hacerla maleable comienza a aplicarla en el antebrazo de una compañera para mostrar su trabajo.

Al frenético ritmo que trabaja, Yasmin afirma que es capaz dejar sin vello el cuerpo entero de una persona en hora y media.

Sin embargo, no a todas las egipcias les convence el tiempo en que se tarda en quitar el pelo con caramelo, como a Sylvana Fayes, una investigadora de mercado, de 23 años, que utiliza una máquina depiladora para ahorrar tiempo.

“Casi todas mis amigas se afeitan o usan la máquina por falta de tiempo”, dice Fayes a Efe, quien, aun así, reconoce que el mejor método es el “sweet”.

Fayes suele aplicarse el caramelo para ocasiones especiales cuando necesita una piel perfecta, como cuando acude a una boda, y antes de emprender viajes largos en los que necesita que la depilación le dure más.

“Imagínate de viaje y con pelos en las piernas”, ríe divertida Fayes, para quien ese pequeño problema queda solventado con la 'halaua'.

Una infancia de caramelo

Cuando necesita el caramelo, lo compra directamente en la farmacia o va a un centro de belleza, nada que ver con su madre, que solía prepararlo en casa cuando ella era pequeña.

Y, como todas las niñas egipcias habrán hecho alguna vez, “¡por supuesto que comía trozos de caramelo cuando mi madre lo hacía!”, evoca la joven sobre aquel ritual que ocurría en su casa cada mes.

Un ritual y una depilación que están vedados, por lo menos a la hora de reconocerlo públicamente, a los hombres en el mundo árabe.

“¡Cómo se va a depilar un hombre! Aquí en el centro de belleza jamás hemos tenido a un cliente que lo pidiera”, exclama Redan, quien abre los ojos como platos cuando se entera de que en otros países a ellos también les gusta quitarse el vello.

En esta nota

  • cera
  • depilación
  • belleza

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Moda & Belleza