Entretenimiento

Marcela Mar ¡Más fuerte que nunca!

Continuando con su ardua labor como creadora y productora, la actriz nos sigue conquistando con guiones y producciones fantásticas que una vez más dan cuenta de su versatilidad. En el Festival Iberoamericano de Teatro nos deleitó con una propuesta alucinante que une la obra La más fuerte, de August Strindberg, con danza contemporánea y una cena de 4 tiempos creada por su gran amor, el chef Pedro Fernández.

Por Richard Moreno

-
Fotos: Natalia GW Producción y styling: Jorge Malave Maquillaje y peinado: Óscar T. Sánchez

Fotos: Natalia GW Producción y styling: Jorge Malave Maquillaje y peinado: Óscar T. Sánchez

¿De dónde nace la idea de combinar teatro, danza y gastronomía?

Toda esta experiencia nace de la necesidad de volver a encontrarnos, de volver a lo presencial. Yo sentí mucho miedo durante la pandemia de no volver a pararme en un escenario, y fui cogiendo la idea en mi mente de producir algo que dependiera un poco más de mí, y como tengo al lado al chef que hace estas experiencias únicas, hace rato venía con esa idea de aliarme con él, de concebir algo juntos. Entonces, en diciembre del 2021, en medio de un almuerzo con Victoria Hernández, que es mi amiga y además mi coach de varios personajes, surgió la idea de hacer La más fuerte y le fuimos dando forma.

Yo me fui para Medellín y Victoria se encargó de la adaptación del texto original. Se nos fueron como seis meses, entre que ella lo adaptó, nos reuníamos a través de Zoom, ensayábamos e íbamos montando un monólogo. Esta pieza tiene la particularidad de que son dos actrices, pero una de ellas habla y la otra calla, entonces nos concentramos en la parte hablada primero y luego como en ese proceso largo que tuvimos de cantar. Surgió la idea de que la parte siguiente la hiciera una bailarina, se lo propuse a Victoria y le gustó y enseguida pensamos en Luisa Hoyos, una bailarina de la compañía L’Explose que ha bailado en distintos escenarios del mundo.

¿Cómo visibilizas a la mujer en esta pieza teatral?

Para Victoria y para mí, era muy importante que esta obra nos invitara a reflexionar sobre cómo estas dos mujeres se tratan la una a la otra. Es un cuento cargado de rivalidad, envidia, de competencia, de celos por un hombre y eso nos invita a reflexionar sobre nosotras como mujeres, de cómo nos hablamos nosotras mismas, cómo tratamos a las otras mujeres y cómo nos tratamos a nosotras mismas, sobre todo. Entonces, desde la producción era muy importante que este término de sororidad no se quedara solamente en el discurso hablado, sino que pasara a los hechos. Por eso desde la producción quisimos rodearnos de mujeres, así que el equipo lo componen alrededor de diez mujeres. En este caso sí quisimos darles visibilidad a otras mujeres que son excelentes profesionales en lo que hacen y darles la oportunidad para trabajar con ellas y que las mujeres tengamos una mirada propia sobre nuestras historias.

Y allí arrancó todo…

Sí, nos pusimos una fecha de estreno sin tener nada, no teníamos ni vestuario, no teníamos muy claro cómo lo íbamos a presentar, no teníamos nada. Yo tenía mi directora, mi texto y fue la verdad un ejercicio de fe y de confianza entre Pedro, Vicky y yo. En total duró más o menos un año, pero eso fue como repartido en etapas, ya después ensamblamos toda la experiencia y estrenamos el 27 de noviembre en la Bodega Comfama, en Medellín, en el Distrito Creativo, donde Pedro acababa de abrir también un café.

¿Qué dijo Pedro cuando le presentaste la idea?

Pues mira, desde que conocí a Pedro sentí que lo que hacemos es muy parecido, porque él hace una alquimia de los alimentos y los entrega, y en el teatro nosotros lo hacemos y se los entregamos a los espectadores, así que en ambos casos la obra se completa cuando la servimos. Entonces, desde el principio quisimos hacer algo juntos, porque me pareció muy teatral la puesta en escena de Pedro. Entonces, diría que fue desde ahí, desde que lo conocí, y cuando Victoria me dijo “hagamos La más fuerte”, pensé que era perfecto invitar a Pedro, que sea esta la puesta en escena que hagamos juntos, a colaborar, porque es una pieza corta, por eso, se prestaba para construir la experiencia en total, y el aceptó.

¿Lo hiciste con tu productora?

Sí, se llama Ganas Producciones. Yo vengo produciendo desde el 2014, entonces se hizo la propuesta de incurrir en este espacio, intervenirlo y ofrendar esa primera función al Distrito Creativo, que nos ha recibido con los brazos abiertos. Dimos esta primera función como una ofrenda al barrio; nacimos en medio de más de 300 obras de artistas nacionales, porque en ese momento estaba La Rambla en la Bodega Comfama y en medio de todas estas obras y expresiones artísticas nació La más fuerte. Entonces, ha sido todo simbólico para nosotros, porque la experiencia fue concebida para ser sacada de la casa de teatro, para irrumpir en espacios, mimetizarnos y apropiarnos de él y hacer toda una experiencia alrededor de los sentidos; sumergir a los espectadores y acercarlos a la experiencia teatral, a dos metros de distancia, para luego deslizarnos a las artes plásticas, que están ahí en ese espacio donde nos presentamos.

¿Qué sensaciones te generó esa primera función?

Esa primera función para mí fue emotiva porque no podía creer que con Vicky nos hayamos sentamos prácticamente un año atrás a soñar, a decir, “qué rico sería trabajar juntas, hacer algo juntas”, y lo soñamos y lo materializamos. Prácticamente un año después fue esto, entonces fue muy emotivo ver que lo habíamos conseguido, que cuando pensamos de manera mágica y sencilla todo fue fluyendo; sin tener el vestuario ni nada, como que todas las piezas cayeron en su lugar.

¿Cuánto dura la obra exactamente?

Dura 40 minutos, pero la experiencia como tal dura alrededor de dos horas o un poquito más, pues porque tiene todo, la cena, que es una cena de cuatro tiempos.

¿Cómo llegaste a estar en la programación del Festival Iberoamericano de Teatro?

Surgió en una de las funciones de Medellín y nos invitaron a participar. Nos emocionamos de poder hacer parte del Festival, que está catalogado como el más importante de habla hispana, así que hay que honrarlo, hay que disfrutarlo y hay que traer a la gente más joven para que le siga dando vida y para que el teatro vuelva a brillar.

Tuviste sold out con la obra. ¿Qué más sigue?

Estamos viendo posibilidades de ir a otros países porque es un formato sencillo… tiene sus complejidades, pero es sencillo de viajar, porque solamente sería Victoria, Luisa Hoyos, Marcela, Pedro y el subchef. Eso es lo que tiene la obra, que es fácil para viajar o para ir a cualquier ciudad. Tenemos una utilería con la que se puede viajar fácilmente y nosotros nos adaptamos a los espacios en que intervenimos, por así decirlo. Solo necesitamos una cocina para que la experiencia sea completa, pero de resto, nosotros podemos trabajar en un espacio como una galería, un museo, una casa grande… estamos dispuestos a intervenir el espacio. Entonces, el espectáculo está vigente y estamos contemplando posibilidades de ir a otras ciudades y a otros países.

¿Cómo va tu vida en Medellín?

Estoy viviendo en Medellín hace dos años; vengo mucho a Bogotá por trabajo, pero mi base es Medellín. Me siento feliz viviendo allá, el clima es delicioso, tengo una vida muy tranquila allá, sobre todo estoy muy en mi casa, con mi familia, y vengo a Bogotá solo a lo que tengo que venir.

¿Cómo va tu hijo, Emiliano?

Está muy bien, se acaba de graduar de Juan Carlos Corazza. La carrera de actor son 4 años, él se ganó una beca de un año, entonces acaba de terminar su preparación y está empezando a buscar castings y su rumbo en su carrera actoral.

¿Y está viviendo en España?       
Está en Madrid, pero está abierto a lo que surja.

¿Cómo vas con @marhappytips?

Estoy asociada con una compañía multinacional enorme que trabaja con productos de belleza, con tecnología y con nutrición. Es una compañía que tiene también un enfoque de empoderamiento femenino y estoy feliz de estar haciendo equipo con otras grandes mujeres, y pues hay un mensaje de ese amor propio que tenemos a través de los rituales de belleza y del cuidado personal, que nos puede también abrir puertas para ser independientes económicamente y no solamente usar los productos, sino ser también empresarias y monetizar estas redes sociales.

¿Qué más viene para el 2022?

Por ahora estoy enfocada en La más fuerte, enfocada en a qué escenario la vamos a llevar, y estoy trabajando fuertemente también en otros proyectos que tengo desde la productora. Además, estoy pendiente de que salga una serie que hicimos que se llama No fue mi culpa, en la que soy protagonista, pero no sé en qué fecha la van a estrenar.

En esta nota

  • famosos
  • MarcelaMar

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Entretenimiento