Entretenimiento

Linda Palma: celebra sus 15 años en la TV y su recuperación tras padecer esclerosis múltiple

La presentadora barranquillera celebra sus 15 años en la televisión en un momento de crecimiento personal y de plenitud. Tuvimos una charla profunda con una mujer que encontró su verdadera felicidad reaprendiendo a vivir la vida y escuchando los mensajes de su alma.

 

Fotografía: @delvecchio21 / Styling: @jorge.malave / Maquillaje y pelo: @laupantoja / Locación: @delvecchiophotostudio74 / Look: @ivory.atelier / Asist. De fotografía: @jack96vincent

Por Sandra Real

-

 

‘La realidad supera la ficción’ es una frase que se cumple en múltiples ocasiones. Pero cuando ambas se enfrentan en un mismo espacio es cuando surge la magia… La vida de la presentadora Linda Palma ha sido eso, un trasegar lleno de aprendizajes, de éxitos, de retos complicados, también, pero finalmente una vida colmada de bendiciones. Estos últimos años han sido de los más bonitos que ha vivido: se casó con el amor de su vida, se siente plena en su profesión como presentadora de entretenimiento de Caracol Noticias, enfrentó su miedo, abrió su corazón y aprendió a convivir con la esclerosis múltiple que padece, y hoy está sana, milagrosamente. “Los médicos aún se preguntan qué fue lo que pasó, pero yo no tengo dudas, sé que fue Dios”, revela.

(Te puede interesar: Gerard Piqué captado muy romántico con su nueva novia ¿cómo reaccionó Shakira?)

También recibe con felicidad el que la hayan invitado a hacer el doblaje del personaje Linterna Verde en la cinta animada Liga de Supermascotas, una producción de la casa Warner Bros. y DC. “Disfruté mucho esta experiencia y reconforta el alma el dejarse sorprender por la vida”, revela. Y también celebra sus 15 años de carrera profesional como presentadora de televisión. 

En cada frase que emite hace énfasis en su agradecimiento. El examen de conciencia que la ha llevado a ser, por un tiempo, una suerte de ángel de la guarda para sus seguidores que le piden un mensaje de optimismo y esperanza luego de ver cómo logró recuperarse y sanarse, la llena de plenitud. “Con las ocupaciones vas olvidando el camino y terminas dispersándote, pero nunca hay que dejar de prestar atención a los pequeños detalles que forman parte de la vida, por eso leo y respondo cada mensaje de mis seguidores con mucho amor”, revela.

(Sigue leyendo: ¿Julián Román y Juliette Pardau terminaron? La actriz rompio el silencio)

Las situaciones extremas de las que ha sido testigo y que le han provocado un tsunami interior se cristalizan en una frase sencilla pero muy potente que se ha convertido en su nuevo mantra: “No puede ser que tu miedo sea mayor que tus ganas de vivir… porque la vida es linda”, asegura. 

 

¿Qué tal te fue haciendo el doblaje para la película?

Me llamaron de Warner, me hicieron la propuesta y presenté dos castings. Obviamente tenía muchos nervios porque nunca había hecho un doblaje, pero me guiaron muy bien y luego de seis meses me llamaron y me dijeron que había quedado seleccionada como la única colombiana para hacer parte del reparto de la película. Me pareció una parte divertida de mi carrera.

 

¿Te pareció muy retadora esta labor?

Pues, un poco. Le ponen a uno unas imágenes puntuales del personaje o de la parte en la que vas a estar y haces las repeticiones. Te van dando instrucciones, te dicen “no, así no; modula un poco más la voz…” Digamos que lo básico, por decirlo así, porque yo no tengo formación en eso, pero sí es muy chévere.

 

¿Te gustan los superhéroes?

Sí, me encantan, y las películas animadas también, todavía las veo, y además hacer parte de una que es superpositiva y que manda un mensaje muy bonito me parece maravilloso. Me encanta mi personaje porque es una heroína, la verdad, muy guerrera.

 

¿No crees que este personaje llega para reivindicar un poco esta lucha que has tenido contigo misma?

Yo creo que podría ser así; es como la mezcla perfecta entre fuerza y delicadeza y por eso me siento tan identificada con ella. Es el personaje indicado para este momento y para recordarme la valentía y la fuerza que tengo yo; verla reflejada en la pantalla en un dibujo animado tiene un significado muy especial, muy profundo para mí.

(Además: Carolina Cruz: este es el nuevo tatuaje que sorprende a sus seguidores

¿Por qué?

¡Uy, ha sido un camino complicado!, pero es un camino que agradezco todos los días. Si yo pienso en la Linda del 2016 a la Linda de ahora, soy mil veces mejor hoy. La verdad he aprendido mucho de mí. He aprendido a respetarme, a valorarme y a aplaudirme. Antes me costaba festejar lo que yo hacía, ahora me tengo mucho más respeto por haber conseguido eso, por haberlo logrado y además poder llevarle un mensaje lleno de motivación a la gente que está pasando por un momento complicado como el que yo viví. Eso, la verdad, es la mayor bendición para mí.

 

Cuando recuerdas ese diagnóstico y hoy te ves sana y fuerte, ¿cómo analizas este aprendizaje?

El diagnóstico fue en el 2008 y yo lo viví en silencio por casi 8 años. Nadie sabía, solo mis papás y mi novio, y era una responsabilidad muy grande y tenía miedo. Sin ser consciente, me daba angustia que todo el mundo se diera cuenta. En el 2016 fue la recaída y el momento de liberar todo eso y sacarlo a la luz. De decirle a todo el mundo: “¡Hey, yo soy Linda Palma una presentadora reconocida, pero que además tiene esta condición!”. Al comienzo fue complejo para mí, pero muy liberador; me quité una carga inmensa que yo misma me había puesto y me permitió abrirme a mucha gente, pues somos muchos los que vivimos con una condición autoinmune. Convivo con esto y es parte de mi misión en la vida.

 

¿Te costó aceptar tu enfermedad?

La aceptación real me tomó un año, literalmente. Viví mucha negación durante muchos años, peleé con Dios, puse en duda mi fe, de alguna manera. Después de todo eso veía que seguían llegando bendiciones y cosas lindas y decidí voltearlo y hacerlo un factor positivo en beneficio de los demás. Es decir, contando mi historia, mi proceso de recuperación, demostrando que puedo ir, trabajar, hacer cosas y seguir adelante. Tuve que cambiar muchos hábitos, obviamente, pero todo finalmente es para mejorar.

 

¿Qué hábitos cambiaste?

Hoy, soy más consciente de lo que debo evitar. Antes era dulcera, comía sin ponerle peros a nada, ahora soy más consciente de bajarle al azúcar, a la sal, de ser cuidadosa con el tema de las harinas, porque son alimentos que inflaman mi cerebro, que es lo que yo tengo. Hacer ejercicio es clave. Era la persona más sedentaria de la vida y ahora me veo y lloro de la felicidad. No lo hago por la parte estética, sino por estar bien. Si bien siempre he tenido fe, ahora soy más espiritual, ahora soy más consciente y trato de disfrutar el ahora, que es muy complejo.

(Lee también: Mara Cifuentes reaparece con radical cambio de look y deja sin palabras a sus seguidores)

¿Cómo vivir el momento presente?

Eso no se hace en tres semanas, eso se consigue con años de trabajo, pero también es una labor de todos los días, y es apreciar el momento… No tenemos ni idea si existe un mañana, entonces valorar eso, estar presente. Para mí ha sido lo más maravilloso, y de alguna forma también ando leyendo full libros sobre eso. Soy muy consciente de que todos nos vamos a morir, por lo mismo ya no molesto por cosas tan banales, tan tontas por las que antes lo hacía… Quiero vivir mi vida y disfrutarla realmente.

 

¿Cómo hiciste las paces con Dios?

Las veces que peleé con él fue más de niña caprichosa; lloraba, pateaba y a la media hora veía que igual él estaba más presente que nada en mí. Agradecer también es clave. Yo creo que agradeciendo fue la mejor manera de decirle a Dios que no quería estar así; no quería asimilar todo lo malo que pasó en mi vida y ahora me dedico a agradecer lo bueno y lo no tan bueno.

 

¿Cómo te fue haciendo catarsis con tu libro La vida es linda, de Intermedio Editores?

Fue increíble. Esa parte también fue superliberadora. El libro me ayudó a estar muy presente y a reconocerme también como la heroína que soy en mi vida y a reconocer que tengo tantas personas especiales, tanto amor a mi alrededor. Me sirvió para contar muchas cosas que no había contado, me sirvió para ponerme en los zapatos de la gente que puede estar pasando por el momento feo que yo pasé. Fue lindo porque yo escribía y pensaba en ese paciente que podía estar en una clínica o en un hospital pasando por un momento horrible, pensar en su familia como la mía que sufrió en ese momento. Si tú lees todos los mensajes que recibo son solo palabras bonitas, agradecimiento, fuerza por parte de esa gente, y siento que hice un trabajo como lo quería hacer.

 

¿Cómo fue el reencontrarte con tu familia?

Ellos siempre estuvieron; solo necesitaba reconocerlos. A lo que me refiero es que, obviamente, uno sabe que tiene a su papá y a su mamá al lado, pero me faltaba hacer un reconocimiento consciente, saber lo importantes que son en mi vida y lo importante que yo soy para la vida de ellos. Después de la pérdida de una tía en el 2014, que es la única tía que he perdido, uno entiende eso de darles tiempo de calidad a las personas. Dios me regaló la oportunidad maravillosa de estar muy mal y de volver a estar muy muy bien… ¡Imagínate, mira dónde te dejé, vienes de algo muy bueno y te dejé en algo mejor!; reconócelo y aprovéchalo.

 

¿Cuando los médicos ven este diagnóstico casi milagroso, qué te dicen?

Ellos están muy felices. Hay muchos casos como el mío en Colombia y alrededor del mundo. Obviamente, a los neurólogos tradicionales les impresiona un poco porque no entienden cómo pude recuperarme o cómo puedo estar tan bien, pero están muy felices. Me ponen como ejemplo, como referente de una recuperación exitosa. En mi última resonancia, que fue a comienzos de este año, el diagnóstico es que estoy perfecta, no tengo nuevas lesiones en el cerebro y las que tuve, ya están cicatrizadas; andan ahí, están en pausa y mientras yo siga viviendo de esta forma, y lo decreto así, voy a seguir sana.

 

¿De las cosas cotidianas qué es lo que más valoras hoy en día?

Antes vivía muy angustiada, con mucha ansiedad, pensando en lo que iba a pasar; pensaba en el futuro, en lo que iba a hacer, entonces, no me disfrutaba nada. Todo empieza desde eso, desde organizarse, tener también prioridades. Saber nivelar o balancear todo eso es vivir una vida maravillosa, lo digo ahora.

 

Tiempo para disfrutar, por ejemplo, a la pareja… ¿Cómo han sido estos 12 años junto a Diego Pulecio, tu esposo?

Nos cuadramos el 24 de octubre del 2010, vamos a cumplir 12 años. Somos pocas las que hemos tenido esa ventaja, esa bendición.

 

¿Y cuál crees que ha sido el secreto para mantener una relación siendo los dos personajes públicos, él cantante y tu presentadora?

Respeto, comunicación, realmente hablar sin tabúes de cualquier tema; aquí también reconocimiento, admirar a la persona que uno tiene al lado y complicidad. Nunca hemos tenido lío de celos; creo que sería fatal, no habríamos durado ni un año. Soy superrelajada y Diego también; ese tema es clave, que los celos no existan y haya mucha seguridad de la pareja que se tiene al lado.

(Sigue leyendo: Karol G cumplió un sueño más: así es su lujosa oficina en Medellín)

¿Te imaginas siendo mamá en el futuro?

Digamos que nunca ha sido mi gran sueño, pero cada vez sí lo pienso más y sería lindo. Sería una bendición gigante y sería una mamá increíble yo, pero por ahora no quiero.

 

15 AÑOS DE UNA CARRERA MARAVILLOSA

¿Cómo analizas estos años en la TV?

Yo nunca soñé con estar en televisión, nunca trabajé ni estudié por eso; se me dio en la vida, aproveché la oportunidad y desde que empecé, estamos hablando del 2007, no he parado. He pasado de una cosa a otra, no he durado más de seis meses quieta. Es una bendición gigante. He aprendido mucho, he tenido compañeros maravillosos, porque creo que parte del éxito es el equipo del que uno se rodea.

 

¿Cómo recuerdas ese inicio y ese primer momento en el que arrancaste?

Cubriendo golf, ¡imagínate!, yo hacía cubrimiento de golf en Citytv, y eso me lo dieron de forma casual. Estudiaba Ciencia política y gobierno, nada que ver con esto. Me acuerdo que el primer día fue mortal, terrible; no hablé bien, no sabía cómo coger el micrófono, porque todo fue así, muy improvisado, y ya la siguiente semana era la más empoderada y convencida de que llevaba 20 años en la televisión. Después de cuatro años me llegó la oportunidad en Caracol y ahí me conoció todo el mundo.

(Te puede interesar: James Franco fue captado en Bogotá grabando para su papel de Fidel Castro)

¿Cómo ha sido ese recorrido en Caracol?

Lo primero que hice cuando salí de Citytv fue un programa con Diego Sáenz que se llamaba En sus marcas, listo, ¡ya!, que duró pocas temporadas, pero nada, era increíble para mí. Gané el casting de Yo me llamo, estrené La voz y La voz kids, y solo te digo que fueron bendiciones. Me dieron esta oportunidad y toda la vida se lo agradeceré a Juan Esteban Sampedro, porque él creyó en mí sin conocerme, y ahora soy Linda Palma gracias a eso.

 

Después de todos esos realities, tuviste el punto de quiebre con tu salud.

Estaba en A otro nivel y dos días antes me estaba sintiendo mal, se me estaba durmiendo el lado izquierdo del cuerpo y yo dije como “no; se me pasa, me ponen corticoides”… nunca vayan hacer eso, por favor. Yo dije “me siento mal, se me pasa, voy al médico, me ponen corticoides y en dos días ya estoy bien”. Ahí vino una recaída grande que me dejó siete meses fuera. Salieron noticias falsas con cosas horribles sobre mí, y dije “voy a contar, con eso me quito un peso de encima”. Conté y mira, también fue retornar al noticiero, y todo de ahí fue para arriba, para arriba…

 

¿Cómo fue retomar?

El tiempo que estuve afuera fue muy duro, fue parte del aprendizaje. Acababa de llegar a noticias, llevaba 12 días, era un trabajo nuevo, gente nueva, ese equipo completamente desconocido para mí y me enfermé. Llegó la culpa, porque no tenía la certeza de poder levantarme y los médicos hablaban de un 60–70 por ciento de recuperación para mí, o sea, era probable que quedara caminando raro o que no pudiera volver a caminar o quedara con alguna dificultad en mi cuerpo. Entonces, obviamente, ese miedo todos los días era muy duro. Yo lloraba, pasé por momentos fuertes, pero ahora lo agradezco. Tenía que pasar así y creo que también eso me ayudó a soltar muchas cosas y a no aferrarme a nada, porque también en esta vida nada es para siempre. Hoy soy como el agua, que se adapta a todo, se moldea a todo, que sigue fluyendo. Hay que ser así y hay que afrontar la vida. Esa fue una lección que me dio Diego. Admiro mucho su entereza… Pero firme, lo superagradezco. Increíble. Yo le dije varias veces que “ya, hasta ahí llegamos”, cuando estaba mal, tirada en la cama, y de hecho él se ofendió y me decía “no me digas eso; yo estoy acá por decisión mía y acá me quedo”. Gran parte de mi recuperación se la agradezco a Diego, porque cuando estábamos en el piso, mal, pero mal anímicamente, físicamente, mal de todo, él estaba ahí con una palabra de aliento, al frente mío.

 

¿Cómo ha sido crecer ahora en Noticias?

Volví a Noticias, a reconocer este equipo; la gente no sabía cómo tratarme, cómo hablarme, pero me sentía más segura y decía: “estoy bien”, con toda la tranquilidad. Fue divino. De alguna forma creo que ese fue el aprendizaje que quedó de esa experiencia. De pronto Dios me dijo como “siempre sigue con los pies en la tierra. Te estabas elevando y te estabas creyendo mucho el cuento y no, te bajo y volvemos”. Y para mí fue maravilloso, fue lo más hermoso que me ha pasado. Cuando me hicieron la propuesta en Noticias no estaba muy convencida, pero todos los días trato de capturar algo y de aprender. Me gusta trabajar con mujeres, somos más delicadas, más perfeccionistas en los detalles, y con ellas he aprendido mucho… y de Jhoncito, que es el único hombre.

 

Para finalizar, ¿cómo vislumbras tu carrera profesional a futuro?

Creo que es clave ahora el tema de las redes sociales, es como un nuevo canal donde uno puede transmitir todo lo que siente o piensa, el día a día, contar todo. Ando juiciosa con los contenidos que subo a YouTube, escribo mis news leathers dos veces por mes, donde simplemente cuento qué he hecho en mis días. Y por ahora seguir creciendo en televisión hasta donde nos toque… Siento que todavía tengo mucho para seguir creciendo y disfrutando.

 

Más noticias

¿Juan Duque está con Lina Tejeiro por marketing? Esto respondió

Andy Rivera se confesó por qué no se ha vuelto a enamorar ¿Lina Tejeiro está involucrada?

Camilo vivió incómodo momento, un hombre intentó besarlo y así reaccionó

En esta nota

  • Portada Aló
  • Revista Aló
  • Linda Palma
  • Diego Pulecio

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Entretenimiento