Entretenimiento

¡Claudia bahamón pasa por el quirófano! Te lo contamos todo

Cada vez son más las mujeres que deciden olvidarse de los cánones de belleza y reivindicar la naturalidad. Claudia Bahamón se retiró sus prótesis de silicona y hoy vive en medio de la coherencia de su discurso. “Este para mí es un tema sumamente sensible. Me siento responsable de que sea comunicado de la manera más acertada posible porque, pese a que a mí no me han diagnosticado ninguna enfermedad, siento la necesidad de dar a conocer mi testimonio”, revela.

Por Sandra Real

-

“Dime de qué te arrepientes y te diré qué has aprendido”, le dijo una vez Germán Bahamón, su papá, a la presentadora Claudia Bahamón. Aquellas palabras se le grabaron en su mente y en su corazón hace muchos años y, a veces, cuando se lamenta de haber hecho algo, las palabras de aquel ser amoroso que tanto amó y que la cuida desde el cielo aparecen en su mente y en su alma invitándola a reflexionar sobre lo ocurrido.

El arrepentimiento se define como un estado emocional de malestar generado por decisiones que se tomaron en el pasado y que con el tiempo consideramos incorrectas. Y hoy, a sus 43 años, la presentadora de MasterChef asume con una honestidad única que se lamenta de haber pasado por el quirófano para operarse los senos a los 19 años.

Sí. Claudia era una jovencita inmadura cuando decidió aumentar la talla de su brasier. Centímetros cúbicos que en su momento también le ayudaron a subir su autoestima y a “encajar” en un medio tan competido como lo es la televisión y el modelaje, pero que hoy no son más que un plástico innecesario que le pesaba y que estaba en contravía de su sentir y de su discurso de existencia.

Durante 23 años llevó las prótesis de silicona, pero la necesidad de explantarlas tenía una seria filosofía de vida detrás, una disertación que transgredía sus principios y valores, provocando un efecto búmeran en su propia conciencia, si hubieran pasado muchos años y hoy ya fuera una mujer hecha y derecha.

“Si bien como seres humanos somos imperfectos, es necesario limpiar nuestra conciencia y recuperar la paz interior, y así me siento hoy: más liviana, ligera y en paz conmigo misma”, revela la dulce opita a quien se le asoma una lágrima mientras habla del tema.

Y aunque pareciera que se trata de algo que está de moda, pues muchas otras famosas también han tomado la valiente decisión de retirarse las prótesis de silicona, lo cierto es que hoy ella sí se siente más plena y se ama más a sí misma. “Con los años aprendes a mirarte al espejo con más amor y respeto y es cuando comprendes que esas inseguridades que tenías de niña, hoy ya no pesan, ya no importan. Esta soy yo, así, al natural, y me amo”, revela.

¿Cómo tomaste la decisión?

Llevaba bastantes años con ganas de hacerlo. Hace mucho tiempo andaba con el discurso de “no more plastic” (no más plástico) y ello, en el fondo, me hacía sentir un poco mal conmigo misma y culpable al mismo tiempo. Me quería sentir en paz y por ello sabía que debía de hacer algo al respecto. Tenía ese procedimiento como uno de mis propósitos, pero como todo en la vida, era algo que me atemorizaba sobremanera.

Te operaste muy jovencita, ¿no?

Me operé en el año 1998, cuando aún era una niña inmadura e insegura de su cuerpo. Nunca fueron grandes, ni redondas, ni tiesas, por lo que probablemente pudieron haber pasado desapercibidas para muchos. Sin embargo, siempre fue un tema que me acomplejó y, por ello, procuré nunca mostrar de más, ni hacerlas protagonistas en mi vida. Y cuando tuve a mi segundo hijo, Luca, hace 11 años, debía cambiármelas porque ya llevaba 10 años con ellas. Me las cambié y fue un proceso sumamente doloroso y agotador y, con el tiempo, me seguía cuestionando a mí misma por qué me había sometido a ello una vez más. Me preguntaba por qué no me las había quitado de una vez por todas, y eso me hizo vivir con esa espinita por un par de años más.

¿Qué te generaba esa duda?

Creo que, como toda mujer, vivía con ese miedo a la incertidumbre en cuanto a cómo iba a quedar mi cuerpo y cómo iba a verme después de ello. En el fondo residía esa inseguridad.

¿Cuándo surge la idea de quitarte los implantes?

Hace 4 años me comenzó un dolor en el seno izquierdo cada vez que me iba a llegar la regla. Yo concebí este dolor como normal, pues es común que en las mujeres haya un malestar en los senos cuando el periodo se avecina. Sin embargo, en septiembre del año pasado venía con la idea de deshacerme de ellas por fin. La pandemia me ayudó a fortalecer mi posición ante esta decisión y por ello el tema ya llevaba latente en mi interior desde hacía un buen tiempo: debía ser coherente con el mensaje que anhelaba difundir.

¿Qué pasó con tu dolor en el seno izquierdo?

Creo que la frustración que sentí durante la pandemia por tener que refugiarme tras un celular y no poder ir a los océanos, a los bosques o a las playas para hacer parte del cambio, hizo que mi dolor aumentara exponencialmente, pero no tenía cómo acudir a un médico y eso hizo de la situación una mucho más compleja.

¿Alcanzaste a angustiarte?

Me estresé un poquito, sí. Y recuerdo mucho que para aquel entonces el tema del Síndrome de Asia fue algo que adquirió una importancia mayor y eso hizo que mi preocupación aumentara un poco. No sabía si era eso lo que estaba padeciendo o no, pero lo que sí tenía claro era que quería quitarme los plásticos de mi cuerpo a como diera lugar; porque si no, no podría estar tranquila jamás.

¿Alguien te dio el empujón necesario?

Tenía seco a mi esposo (el cineasta Simón Brand) con el tema, tanto así que comenzó a decirme que lo hiciera sin seguir dudando porque si no, iba a terminar enloqueciéndolo. Pero siento que en el fondo sí me hacía falta ese empujón final para dar el añorado paso. Estaba sumida en un estado dubitativo porque tenía en mi interior un sinfín de preguntas de aquello que debía de hacer y los efectos a los que debía atenerme. Pero Simón fue esa persona que estuvo a mi lado en el momento más decisivo y me permitió darme cuenta de que el tema estético era lo de menos, pues él me iba a amar siempre a como diera lugar. Él me recordó una y mil veces la razón por la cual quería someterme a este procedimiento, y tenía razón, mi lucha era por el medio ambiente y ese debía ser el motivo principal de mi actuar.

¿Cuáles fueron los pasos a seguir para concretar el procedimiento?

Me contacté con Fabio Campo, mi cirujano plástico, y le comenté el dolor que sentía. Sin rodeos, él me dijo que quitáramos los implantes de una vez por todas, pues sabía mi deseo desde hacía un buen tiempo atrás. Luego, acudí a un mastólogo que me revisó la incomodidad que tenía en el seno izquierdo y gracias a la vida no se trataba de algo grave.

¿Cómo fue el despertarte sin las prótesis?

Me gustaría resaltar los sentimientos que se desencadenaron en mi interior luego de haber visto las fotos de los implantes que estaban dentro de mi cuerpo. En primer lugar, decidí no quedarme con ellos y, en cambio, tomé la decisión de mandarlos a las biopsias y los procedimientos necesarios. Segundo, luego de ver aquellas imágenes es indescriptible, pues me cuestioné infinitamente por la decisión que en algún momento de mi vida tomé. No puedo creer que haya atentado contra mi cuerpo de dicha manera. Y, en mi interior, me quedé preguntándome a mí misma por qué como seres humanos no somos felices con lo que la naturaleza nos da, sino que nos encontramos en una búsqueda incansable por eso que no somos. ¿Por qué tenemos que buscar cambiar el deber ser de la naturaleza?

¿Estás en contra de los implantes hoy en día?

Para nada. Respeto toda decisión que cada ser humano tome por su cuerpo y cada quien es dueño de él. Está bien tomar este tipo de decisiones si nos hacen sentir bien con nosotros mismos. En aquel entonces, ponerme los implantes me hizo sentir a gusto con mi ser, pero hoy me cuestiono mucho el ‘porqué’ de lo que hice. Creo que es importante resaltar que muchas veces por falta de información tomamos decisiones equívocas que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Y por ello, es primordial estar bien informados antes de atentar contra la naturaleza divina de nuestros cuerpos.

¿Qué le aconsejarías a una mujer que quiere operarse?

No quiero que luego de leerme la gente comience a pensar cosas erradas de la decisión que tomé, pues algo que tengo claro es que esto lo hice por mí y no por nadie más. Entiendo que todos los cuerpos son diferentes, así como el sentir de cada uno. Y por eso también sé que no soy nadie para juzgar la manera de actuar de otro. No crítico a quienes tengan implantes, y quiero que esto quede muy claro. En cambio, busco dar ejemplo a partir de mi experiencia y a quien le llegue el mensaje, bien, y a quien no, también. Es tal y como el tema del reciclaje. No cuestiono a quien no lo practica, pero si a partir de mi testimonio puedo incitar a otros a reciclar, pues seguiré dando a conocer mi ejemplo de vida. Si lo que cuento aquí hoy les cala en el corazón, maravilloso.

¿Las prótesis, en su momento, también te subieron el ego?

Obvio, y por eso no pienso juzgar a nadie porque yo los tuve en mi cuerpo durante muchos años, y también me hicieron sentir bien. Me sentí linda, coqueta, más segura de mi cuerpo con los implantes dentro de mí. Pero hoy todo ha cambiado y sin ellos me siento incluso más femenina y, por supuesto, más real y natural.

¿Cómo ves tu cuerpo hoy en día?

Lo veo tal y como la Tierra. Yo siento que mi cuerpo es el planeta. Y si tengo claro que no debo botar plástico en el océano porque le hago daño a Mama Gaia, entonces, ¿por qué voy a poner plástico dentro del templo que me regaló la vida? Así como voy y hago una limpieza a los mares, así mismo debo hacerle una limpieza a mi interior; porque me lo merezco y porque sé que es el deber ser de todo. Mi cuerpo es sagrado tal y como la Tierra y, por ello, merecen ser respetados; el orden natural ha de ser respetado. La decisión que tomé lo hice por mi propio bien y al ser un tema tan personal, el único factor en juego era mi propio bienestar. Este es mi cuerpo, solamente mío.

En esta nota

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Entretenimiento