Entretenimiento

Carlos Bacca: ‘Le pido a Dios que no me falte la humildad'

En su adolescencia se ganaba la vida vendiendo pescado y como ayudante de bus en su natal Puerto Colombia. Hoy te hacemos un recuento de su historia.

Por Ursula Toro Uribe

-

“Yo le pagaba el transporte para que viajara a Medellín mientras empezaba su carrera como futbolista y él vendía pasajes de la línea entre Barranquilla y Puerto Colombia”, expresa Shayira Santiago Quiroz, su esposa y con quien tiene dos hijos, Carlos Daniel (7) y Karla Valentina (4).

Hoy Bacca tiene 30 años y no niega que fue una época difícil, pero reconoce que valió la pena. “Los valientes no son los que se quedan hundidos, sino los que se levantan más fuertes”, asegura. “Con su primer sueldo profesional organizó una comida para toda la familia, decía que quería compartir su alegría con todos los que lo habíamos apoyado en el camino”, expresa conmovida Eloísa Ahumada, madre del delantero quien no puede evitar que los recuerdos lleguen a su mente. “Cuando era muy niño y con mucho esfuerzo lo inscribimos en la escuela de fútbol de Iván Lozano, allá le enseñaron mucho, él era muy receptivo y demostró que el fútbol era lo suyo, pero la situación económico lo obligó a salirse y trabajar”, comenta. Pero su padre Gilberto Bacca, futbolero empedernido y convencido del talento de su hijo, hizo un esfuerzo, años después, para meterlo a las inferiores del Junior de Barranquilla, lo que fue el primer paso en su próspera carrera. 

Un salto en su carrera

“En el 2011 nos fuimos a Bélgica porque Carlos fue admitido en el Brujas, no fue una decisión difícil, era uno de sus sueños y yo lo apoyé y apoyaré siempre”, cuenta la barranquillera, quien lejos de la timidez que caracteriza a Carlos, es una mujer dulce y conversadora que no ha perdido su característico acento costeño. (Edwin Valencia, con corazón tricolor y carioca)

“Ahora estamos en la Liga Española y es un cambio muy agradable, el idioma es igual al nuestro, hay muchos lugares para visitar”, dice. Por su parte Carlos Daniel, su hijito, es su hincha más fiel, no se pierde uno solo de sus partidos y celebra los goles como si fueran propios.

Carlos en compañía de su esposa Shayira Santiago y sus hijos Carlos Daniel y Karla Valentina

Así son Carlos Bacca y su familia, sencillos, alegres, convencidos de su fe y de que el trabajo honesto da frutos. “Le pido a Dios que no me falte la humildad”, frase que expresó el futbolista cuando se enteró hace tres años de que era parte del seleccionado para Brasil 2014

En esta nota

  • Carlos Bacca
  • Jugador
  • Familia

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Más de Entretenimiento