Cultura & Opinión

El amor verdadero

Por Sandra Real

-

Se avecina el fin de año y es el momento de sentirnos más emocionales, más agradecidos, más plenos y hasta más críticos con lo que consideramos hicimos bien o mal. Sin embargo, el sentimiento generalizado es experimentar una dicha por lo bonito que nos pasó y dejar atrás tantas bobadas, peleas y frustraciones.

Las que somos mamás, evidentemente andamos con el corazón llenito de dicha por nuestros hijos, recibimos con alegría el poder celebrar las fiestas en familia y el abrazarnos agradeciendo por las cosas bonitas que nos pasaron y también por los aprendizajes, porque en este momento de la vida también entendemos que la plenitud viene de la mano de los momentos complicados. En esta edición retratamos a la bellísima Daniela Ospina y a su hijita Salomé y queríamos aplaudir ese vínculo precioso de madre e hija.

Lo cierto es que esto de la maternidad es instintivo, se crea dando vida y a través de vínculos emocionales. Es sorprendente cómo antes de concebir, antes de nacer, antes de conocer a tu bebé mueres de amor. Eso es un milagro. El momento de conocerlo es la única cita a ciegas en la que puedes estar segura de que conocerás al amor de tu vida, y a mí me ha pasado cuatro veces, con los nacimientos de mis cuatro hijos: María José, Jacobo, Emilia y Agustín.

Si hay un amor verdadero es el amor de una madre. Solo la existencia de nuestros hijos nos enseña a amar de manera incondicional y a pensar en nuestros hijos antes que en nosotras mismas, porque nuestra felicidad depende de la suya. Solo llegamos a ser plenamente felices cuando les vemos a ellos felices.

Sin embargo, también hemos entendido que es indispensable sentirnos plenas con nosotras mismas. Claro, cumpliendo con nuestros roles maternales, pero también teniendo el tiempo para nosotras misma y para poder hacer esas cosas que nos hacen felices o pudiendo lograr cumplir esos placeres que nos alegran el alma. Un vino con los amigos, una fiesta de vez en cuando, hacer ejercicio y tener ese tiempo para escuchar nuestra alma, el placer de compartir en pareja o gozarnos un libro en el parque o ese capítulo de esa serie que nos tiene enganchadas, sin interrupciones.  

Cuando te conviertes en madre tu corazón empieza a latir fuera de tu cuerpo y ya se encuentra allá donde estén tus hijos, donde su corazón te lleve... El momento de conocer a tu bebé es la única cita a ciegas en la que puedes estar segura de que conocerás al amor de tu vida y me enternece la forma en la que Dani Ospina habla de su amada Salomé. Qué dicha empezar a celebrar el fin de año de la mano de estas mujeres que admiro y que me inspiran. Abrazo fraterno para todos los que me leen y que forman parte de esta gran familia de Revista ALÓ. ¡Los quiero! 

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Cultura & Opinión