El actor Jorge Enrique Abello posa para la edición del Día del Padre de Revista Aló junto a sus hijos menores.
Entretenimiento

A sus 54 años, Jorge Enrique Abello nos presenta a sus hijos menores

El rol tradicional patriarcal y severo en la crianza de los hijos ha ido evolucionando hacia la concepción de un “nuevo padre”, caracterizado por su apasionada y activa participación en la educación de sus niños… Basta ver la forma en la que el actor bogotano observa a María Matilde (2) y a Antonio Cayetano (3), cómo se ríen, se abrazan y su gran complicidad, para entender que es un defensor de la paternidad tardía y más consciente.

Por Sandra Real

-

Aunque en un momento pensó que este no era un libreto escrito para él, lo cierto es que al verlo cargando a sus bebés, de 3 y 2 años, y hablando de lo maravillosa que es la paternidad tardía, es imposible no derretirse de amor… El Jorge Enrique de hoy crea, mantiene y fortalece lazos afectivos con sus hijos.

En esta segunda oportunidad de ser padre, “puede que no se tenga la vitalidad de los 30”, bromea él, “pero sí existe un deseo profundo de ejercer de forma plena la paternidad y una necesidad de mantenerme presente en la vida y en la crianza de mis hijos”, revela. Por eso es que no ha escatimado esfuerzos para acercarse a sus pequeños, disfrutar cada momento que pasan juntos y gozarse al máximo este regalo de la vida.

¿Te costó tomar la decisión de ser padre otra vez?

Me cuesta el diario vivir con estos dos torbellinos que tengo a mi lado día y noche (risas). Pero tomar la decisión de ser padre, una vez más, no fue algo que me costara, pues yo sabía que mi unión con Bel tenía como fin construir una familia feliz. Creo que la paternidad solo puede traer buenas cosas, sobre todo porque te enseña que no eres un individuo que puede ir de aquí a allá sin importarle ningún otro. Vinimos al mundo para iluminar la vida de otros, hacemos parte de un todo y a partir de allí es que construimos familia. Yo tenía muy claro que si estábamos juntos era para hacer una familia y la idea de tener hijos era una sumamente bienvenida.

Tus dos chiquitos son muy cercanos en edades, ¿lo planearon así o fue sorpresa?

Era la única manera de lograrlo. Tocaba rápido, pues mi más grande anhelo es poder ser un papá presente y que los pueda acompañar un largo tiempo.

(Sigue leyendo) Gabriela Tafur, presentadora de El Desafío habla del momento duro que vive.

En este punto que has tenido el adorado regalo de ser padre una vez más, ¿cómo diferencias esa primera paternidad con Candelaria de esta segunda con tus dos chiquitos?

Pues la primera paternidad creo que resulta ser más angustiante para todos. Es muy difícil poder hacer todo aquello que se anhela, en la manera esperada, y sobre todo obrar bien siendo padre primerizo. Uno se equivoca y suele tener sus desaciertos. Pero con el tiempo se aprende y se ganan conocimientos que antes no se tenían. Hoy, soy consciente de que ser un buen padre no es sinónimo de darles todo lo que piden ni mucho menos de solo mostrarles el lado fácil de la vida. Actualmente, intento ser un padre mucho más educador, siempre con amor, pero sí intentando llenarlos de valiosas enseñanzas para su futuro.

¿Cómo era el Jorge Enrique papá de Candelaria y cómo es el Jorge Enrique papá de estos dos pequeñines?

Antes era un papá mucho más inconsciente de la verdadera labor de ser padre. Y, ahora, soy mucho más consciente de todo lo que sucede a diario.

¿Cómo describes tu cotidianidad?

Pues a decir verdad antes mi vida giraba en torno a un set. Hoy en día, mi industria ha construido una manera completamente nueva de autogestionar el trabajo de uno. Ya no es necesario que esté todo el día en el set. Y, hoy por hoy, tengo un millar de nuevas ocupaciones que me conducen a sobrellevar la vida de una manera mucho más presente en el diario vivir de mis hijos. Soy un papá presente que está allí, tanto para los chiquitos como para Candelaria.

Has venido haciendo un trabajo de crecimiento personal muy importante, ¿qué me puedes compartir al respecto?

Yo creo que los hombres nos demoramos mucho en madurar (risas)… y a mí me llegó tarde esa maduración, pero, como siempre digo, mejor tarde que nunca. Empecé a sentir que todo comenzó a unirse y cada uno de esos puntos unidos comenzó a cobrar un sentido mayor en mi interior.

¿Has vivido este proceso solo o cómo has acompañado tu crecimiento personal?

Yo tengo una conferencia donde cuento mi experiencia con la dislexia y allí desmitifico un poco lo que comúnmente llamamos éxito. No soy coach, simplemente transmito mi experiencia para que los demás comprendan qué es lo realmente importante en su propia vida.

(Sigue leyendo) Britney Spears, demandada por su papá

¿Cómo ha sido esta experiencia de contarle al mundo tu historia?

Es muy interesante, porque siento que quienes me ven comienzan a percibir una perspectiva completamente nueva y que no esperaban en lo absoluto. He logrado traer a colación una nueva definición del éxito y, a partir de lo vivido, he podido compartirle al mundo mi nueva visión.

¿Cómo has analizado este crecimiento de tu carrera y hacia dónde la estás encaminando?

Pues realmente nunca me he sentido pleno como actor. Sé que tengo un sinfín de carencias y aún me faltan muchos vacíos que llenar. Siento que aún necesito alcanzar ciertas metas personales, pues solo han sido dos oportunidades en las que me he sentido completamente satisfecho con mi rol como actor. Veo que he cometido muchos errores, que algunas veces han sido afortunados y muchas otras veces han sido desafortunados. Por ello, creo que mi proceso de aprendizaje aún está incompleto y sé que todavía hay muchas cosas en las que he de trabajar.

¿Cuáles fueron esos dos momentos en los que te sentiste más pleno como actor?

El primero fue en teatro cuando trabajé con Mapa Teatro. Me pareció que los procesos que genera Mapa son espectaculares. Y el otro momento quizás fue cuando hice algunas escenas en En los tacones de Eva. Allí pude tener un control de mí mismo y de mi personaje. Un tercer momento que quisiera añadir fue en ¿Dónde está Elisa?, pues pude ser sumamente crudo y sincero con mi más profundo sentir. En el resto de roles que he interpretado ha existido un sinfín de fallas, unas buenas y otras no tanto.

Cuéntanos un poquito acerca de ese proyecto que realizarás en el 2023 junto a Ana María Orozco, tu excompañera en Yo soy Betty la fea.

No te puedo contar mucho acerca de él, pero lo que sí te puedo decir es que este proyecto ha virado y ha empezado a tomar otra forma. Desde que se publicó esta noticia, es una cosa completamente distinta a lo que era el proyecto en sí, pero me tiene muy feliz. Pronto daremos la noticia.

(Sigue leyendo) Ariadna Gutiérrez: "Me siento muy feliz.

¿Te emociona el proyecto?

Como se está fraguando hoy en día, sí.

Háblanos sobre esta faceta literaria y empresarial tuya.

Hoy en día, tengo un estudio de contenido que tiene importantes contratos con otras grandes empresas. Hay varios proyectos gestándose en este instante. También hago narrativas para documental y para ficción, incluso actualmente estamos terminando un proyecto con mi empresa, que se llama OEP (la Orquesta Sinfónica de Colombia en asocio con Diptongo). Me he dedicado a producir, a diseñar y a dirigir, cosa que me hace enamorarme cada día un poco más de mi profesión.

¿Cómo ha sido describir este nuevo universo digital?

Lo digital es algo que se está moviendo de una manera muy interesante. A mí las tecnologías y la innovación son cosas que me llaman sin descanso, por lo que he intentado estudiarlas a fondo. He progresado bastante en el estudio de ellas y esto me ha permitido generar planteamientos completamente nuevos y disruptivos.

¿Cómo ha sido el tener ese encuentro con tus seguidores a través de internet?

Ha sido muy interesante, a decir verdad. Sé que no todos los contenidos son para el mismo lenguaje y por ello entiendo que no todo lo que creo va para la misma plataforma. A partir de esto he estado investigando más a fondo y ello me ha permitido tener un contacto directo con mis seguidores, cosa de la cual me cohibí por muchos años. Me ha traído una felicidad enorme sentirme cerca a quienes me quieren. Me gusta mucho ver lo que surca la mente de mis seguidores, entender la maquinación de su pensar, me inquietan sus dudas y llaman mi atención todas las historias de vida que he podido llegar a conocer. Me gusta charlar con la gente sin moral alguna, sin juicios, sin prejuicios y sin condiciones.

¿No te ha picado el bicho de escribir un libro?

Estoy en eso. Ando escribiendo con Intermedio Editores. Y mi sueño es comenzar con una novela para el próximo año.

Para finalizar, ¿cómo describes este momento de tu vida?

Yo me siento pleno. Digo que no me siento pleno por mamar gallo, pero mi sentir es plenitud pura. Los días son agotadores, es cierto, y este nuevo reto al que me sumé me ha consumido al máximo. Pero me siento feliz de estar viviendo esta nueva etapa de mi vida.

En esta nota

  • Famosos
  • Día del padre
  • Jorge Enrique Abello
  • Betty la fea
  • Revista Aló

RECIBE LAS ULTIMAS NOTICIAS DE LA FARANDULA EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre, cine, farándula, moda y belleza

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Más de Entretenimiento